martes, 1 de diciembre de 2009

La guerra de Mostark (Santiago Roncagliolo)




Mostark es una vieja estrella que se ha convertido en un planeta habitable. En el futuro, cuando la Tierra se enfríe, familias enteras de humanos decidirán probar suerte en Mostark, emigrando en búsqueda de pastos para los tribions, animales genéticamente modificados que son una suerte de cruce entre res y felino. Pero Mostark no está deshabitado: varias razas inteligentes lo pueblan, razas que han convivido pacíficamente hasta la llegada de los Dinath, crueles, ávidos de poder y deseosos de esclavizar a otras razas.


Este afán de poder carece de límites. Usando un cristal de poder, los Dinath absorberán la esencia vital de la mayoría de los seres vivientes que moran en Mostark, entre ellos, los padres de los pequeños protagonistas, Dan y Raisa, a quienes luego se unirá el Brgam Wizzio, perteneciente a una de las razas originarias de Mostark inteligente, peludo y bonachón. Los tres tienen clara su misión: quitarle a los Dinath el cristal de poder. En fin, como una caravana del valor, nuestros tres amigos partirán en búsqueda del cristal, aunque ello implique enfrentarse a una raza de feroces y crueles guerreros.


Curioso libro en la carrera del escritor Santiago Roncagliolo, dirigido ex profeso a menores de edad, tal y como rezan las instrucciones de la carátula del libro (¿qué será un maxilector?). La aventura es trepidante, pues avanza sin dilaciones desde el aterrizaje en Mostark hasta el enfrentamiento con los Dinath, sin dejar respiro al joven lector. Hay quizá un regodeo en lo que se asume es el "mundo infantil", con la sempiterna rivalidad fraternal que esconde en el fondo un lazo indisoluble, así como la brecha generacional entre padres e hijos que lleva a la misma conclusión: la familia es la familia, y si están todos unidos, las cosas siempre saldrán bien.


Se hace difícil criticar un libro dirigido a los niños, pero no puede negarse que la trama se hace predecible desde los primeros capítulos, así como el tipo de relaciones que van a producirse entre los personajes, diálogos incluidos. Un poco más de tensión y originalidad habrían dado lugar a gran aventura.


Daniel Salvo




3 comentarios: